Las joyas personalizadas son joyas diseñadas con los gustos y preferencias de una persona en concreto, en lugar de elaborarse diseños iguales en serie para su venta general.

En la mayoría de las situaciones, las joyas personalizadas son piezas hechas a mano por los artesanos o el propio diseñador de la marca, asegurándose de que la joya cumpla con las expectativas y necesidades del cliente.

Aretes Blancos Petrïta

El proceso de elaboración de estas joyas exclusivas empiezan totalmente desde cero. El cliente pone de manifiesto al diseñador el estilo, tipo de pieza y el aspecto general que desea tener en la joya.

Los primeros pasos para la creación de estas joyas con diseño es la realización de bocetos y dibujos preliminares, en los que se irá definiendo y dando forma a la idea del cliente hasta dar con el diseño deseado.

Proceso creativo joyas personalizadas petrita

El proceso de elaboración de piezas personalizadas puede llevar varias semanas e incluso meses, ya que la fabricación artesanal de estas joyas únicas pueden requerir ciertas herramientas y procesos de elaboración más complejos.

En esta fase entran en juego los elementos que compondrán las piezas; joyas con piedras naturales, metales, diferentes minerales o cristalizaciones, harán de las joyas piezas totalmente únicas y exclusivas, adquiriendo un gran valor tanto por la calidad como por el significado que representará para el cliente.

Son piezas elaboradas con una energía distinta y especial, con cariño y dedicación por parte del diseñador, que espera crear joyas totalmente personales para que el cliente sienta que su joya es como un tesoro lleno de significado que podrá ser heredado de generación tras generación.

En Petrïta cada pieza personalizada es un tesoro único en el mundo que aúna la esencia de la marca y personalidad del cliente, dando lugar a joyas totalmente extraordinarias y con un encanto particular.